Habla con tu Doctor Acerca del Tratamiento para la Rosácea

Por favor comparte el artículo

Si crees que tienes la condición de la piel con rosácea, es importante que veas a un médico lo antes posible. Haz una cita con tu médico de cabecera o un dermatólogo. Los estudios demuestran que puedes reducir los síntomas y controlar mejor la enfermedad si el tratamiento comienza temprano.

Tu médico puede explicarte los diferentes tipos de rosácea. Aprenderás síntomas observar, y qué puedes hacer para tratar tu rosácea. Esto te ayudará a saber qué esperar al respecto.

Así Logré Curar mi Rosácea

Tú también puedes curar la rosácea de una vez todas. Aquí te revelo como yo lo conseguí… Haz Clic Aquí

visitar al dermatologo para tratar la rosacea

Síntomas de la Rosácea

Cuando hables con tu médico, describe tus síntomas lo más claramente posible. Hay cuatro tipos de rosácea y podrías tener más de un tipo. Una descripción precisa de tus síntomas ayudará a tu médico a determinar qué tipo tienes y qué tratamiento funcionará mejor para ti.

Los tipos de Rosácea son:

Subtipo 1: Enrojecimiento facial son los síntomas comunes. La piel también puede volverse muy sensible, dolorosa o hinchada. Los vasos sanguíneos visibles son comunes.

Subtipo 2: Esta se parece mucho al acné malo. Los síntomas incluyen brotes frecuentes y piel grasa. Además, la piel sensible y las venas visibles son comunes.

Subtipo 3: Este tipo de rosácea es rara. Los síntomas incluyen engrosamiento de la piel en la cara, a menudo en la nariz. Sin embargo, también puede ocurrir en la frente, las mejillas o en cualquier parte de la cara.

Subtipo 4: Este tipo afecta los párpados. Puede causar que los ojos se quemen, piquen o se vuelvan muy secos. También pueden sentirse arenosos o aparecer inyectados en sangre. Tu visión puede volverse borrosa.

Desencadenantes de la Rosácea

Las erupciones de la rosácea pueden ser desencadenadas por cosas en tu vida cotidiana. Por ejemplo, los factores del estilo de vida pueden causar que tu rosácea actúe pueden incluir:

  • Ciertos alimentos o bebidas
  • Estrés
  • Luz del sol

Puedes ayudarte a tí mismo y a tu médico manteniendo un diario de la rosácea. Este diario te ayudará a descubrir cuándo empeorará tu rosácea y por qué. Por ejemplo, tu rosácea puede aparecer después de un día en el jardín o durante un proyecto estresante en la escuela o el trabajo.

También habla con tu médico sobre las cosas que puedes hacer para evitar posibles desencadenantes. Pregunta si usar protector solar regularmente te ayudará a controlar tu rosácea.

Informa a tu médico sobre todos los productos para el cuidado de la piel que usas. Esto incluye los que usas para limpiar tu piel. Muchos de estos productos tienen ingredientes duros que pueden causar brotes de rosácea. Tu médico puede sugerirte productos que podrían ser mejores para en tu caso. Además, la prueba y el error lo ayudará a saber qué productos son los mejores para tu piel.

Tratamientos de la Rosácea

Descubrir los factores desencadenantes y hacer cambios en el estilo de vida te ayudará. También pueden la medicación y otros remedios caseros. Debes hablar con tu médico acerca de todas estas posibilidades para descubrir qué funcionará mejor para ti. Siempre asegúrate de preguntarle al médico acerca de los efectos secundarios que puedas experimentar.

Medicación

Tu médico puede recetarte antibióticos. Estos medicamentos son un tratamiento común para la rosácea. Algunos antibióticos vienen en forma de crema para aplicar directamente sobre tu piel. Otros vienen en forma de píldora. Un gel también está disponible para aliviar el enrojecimiento de la rosácea. Si padeces de rosácea ocular es posible que también debas aplicar gotas para los ojos o ungüentos. También es posible que necesites limpiar tus párpados diariamente para evitar complicaciones.

Otras terapias para la piel

Si la rosácea causa una piel gruesa o vasos sanguíneos visibles, habla con tu médico sobre cómo tratar esto o reparar el daño. La dermoabrasión es una forma de eliminar la piel engrosada. Otras opciones son la terapia con láser y un tratamiento que utiliza corriente eléctrica para mejorar el daño de la piel causado por la rosácea.

Si deseas curar tu rosácea de forma definitiva sin dañar tu piel, Haz Click Aquí y conocerás el nuevo método de Adiós Rosácea, el mismo que yo utilicé para conseguir de vuelta una piel libre de enrojecimiento y comezón.

Por favor comparte el artículo