4 Consejos Utiles sobre la Dieta para la Rosácea

Llevar una adecuada dieta para la rosácea es importante para contrarrestar los síntomas asociados a esta penosa enfermedad. Sigue estos consejos a continuación ya que son especialmente importantes en la fase de tratamiento para la rosácea.

La dieta anti-inflamatoria para la rosácea

alimentos para la rosácea Esta dieta excluye el azúcar, los carbohidratos complejos y los alimentos con alto contenido en grasas saturadas. A su vez puedes añadir alimentos ricos en ácidos grasos omega-3, como las semillas de lino y el salmón. Consume alimentos ricos en nutrientes, como frutas y verduras.

Yo Logré Curar mi Rosácea

Tú también puedes eliminar totalmente la rosácea. Aquí te revelo como yo lo conseguí... Haz Clic Aquí

El consumo de alimentos asociados con una dieta anti-inflamatoria ayuda a reducir la inflamación de los vasos sanguíneos en la cara.

Controla las bacterias intestinales

En un estudio realizado en Italia en el 2008, se pudo comprobar que hasta un 90% de los pacientes con rosácea eliminaron los síntomas después de la erradicación de la proliferación bacteriana intestinal.

Los pacientes recibieron antibióticos para eliminar la maleza, y el 96% de los pacientes que ya no tenían síntomas, permanecieron en remisión durante al menos nueve meses después.

Los alimentos tales como los vegetales de hojas verdes y los alimentos ricos en fibra, pueden fomentar las bacterias intestinales buenas. Consume la col rizada, los espárragos y las lentejas, a la vez que elimina la azúcar refinada como parte de la dieta para la rosácea.

Evita los alimentos desencadenantes de la rosácea

Mantén un diario de la rosácea donde hagas un seguimiento preciso cuando se producen los brotes. Ten en cuenta la hora del día, las condiciones climáticas, la cantidad de tiempo que pasó afuera, los limpiadores faciales utilizados y los alimentos que has comido.

Los alimentos que debes evitar incluyen el café, los alimentos picantes, el alcohol, las bebidas calientes, y ciertas frutas y verduras.

La Sociedad Nacional de Rosácea declaró que algunos pacientes tuvieron ataques después de consumir hígado, yogurt, queso, salsa de soja y chocolate.

Las frutas cítricas, tomates, plátanos, pasas y aguacates pueden exacerbar los síntomas de la rosácea. Las verduras como las espinacas y la berenjena pueden empeorar los síntomas, junto con los frijoles de hoja ancha, incluyendo habas, judías blancas y guisantes. Has un seguimiento de tu propia dieta para la rosácea y verás lo que funciona para ti.

Toma suplementos para la rosácea

Toma suplementos que mejoren la piel y vayan junto con una alimentación saludable. El ácido gamma-linolénico puede mejorar la salud de la piel, y podría considerar la adopción de 500 miligramos de aceite de onagra o el aceite de grosella negro.

Es posible que tengas que esperar de seis a ocho semanas para ver todos los beneficios de estas sustancias. Las hierbas anti-inflamatorias tales como el jengibre y la cúrcuma podrían ayudar, así que no dudes en añadir estos ingredientes frescos a los alimentos que consumes como tratamiento para la rosácea.

Importante Info para Curar la Rosácea

Te invito a leer el método que utilicé paso a paso para curar mi rosácea de forma definitiva. Haz Clic Aquí